Archivo Mensual: Marzo 2017

Necesidades, emociones e interpretaciones. Resolviendo conflictos personales.

         El pasado viernes ofrecí una charla sobre “Los conflictos personales y nuestra implicación”. Abordamos varios temas, gracias a las aportaciones de los asistentes y de sus preguntas. Me parece reseñable resumir algunos de ellos aquí. Como por ejemplo cómo entendemos los conflictos interpersonales.

 

 ” Las personas construyen su mundo personal

mediante su interpretación de los acontecimientos.”  Kelly.

 

 CONFLICTO es un choque entre diferentes necesidades o ideas, intereses contrapuestos que son confrontados. Pero además, son inevitables, forman parte de nuestra vida, una gran fuente de aprendizaje. Implican cambios, mejoras. No son ni negativos ni positivos, dependen de cómo sean manejados.

 

Desde la superficie, lo que cada uno aprecia de los conflictos en los que está inmerso son aspectos como la posición de cada implicado, las justificaciones o argumentos expuestos o las expresiones. Pero que hay debajo… ???

 

 

A la hora de analizar la situación, de estudiar nuestra percepción y de tratar de vislumbrar opciones, alternativas o posibles soluciones, hemos de tener claro qué está bajo nuestro control y qué aspectos no lo están.

 

 

           En muchas ocasiones el detonante que hace visible las diferencias de intereses entre dos personas, es sentir la frustración o irritación (de una de las partes), experimentadas en una conversación con el “otro”, al haber sentido la necesidad de que lo escucharan o al no haberse cumplido sus expectativas. Cómo percibimos los conflictos, la subjetividad, las fallas en la comunicación, las presiones internas y externas, las diferencias de caracteres o de historias vitales, o las necesidades instisfechas son fuentes importantes para que salgan a la luz conflictos, para que se manifiesten diferencias latentes entre dos personas.

 

Pasos a seguir ante un conflicto:

 

A) a.1.- Reconocer y aceptar lo que nosotros sentimos.

     a.2.- Respetar las emociones de los demás. Detrás de las emociones hay necesidades no satisfechas de todo los implicados en el conflicto, y hemos de tener en cuenta que las necesidades de los seres humanos seres             comunes.

 

B) Qué pienso en esos momentos de tensión, tras los enfrentamientos o discusiones. Qué pensamientos genero ante las  dificultades.

       b.1.- “yo tengo la culpa”.

       b.2.-  “la culpa la tiene el otro”. (por ejemplo).

 

C) Dejar de buscar culpables en el conflicto y expresar: qué he vivido, cómo me he sentido, cómo lo interpreto y qué me hubiese gustado que pasara (con propuestas para el futuro). Hemos de describir nuestro estado emocional y mental en el conflicto para después tratar de resolverlo, sin hablar desde el enfado o la rabia, y para lograr, además, escuchar al otro activamente.

 

” Tres cuartas partes de los infortunios y malentendidos del mundo,

desaparecerían si nos pusiéramos en la piel de nuestros adversarios

y comprendiésemos su punto de vista.” M. Gandhi.

 

Victoria Sánchez Mújica

Psicóloga – Psicoterapeuta

Responsable de proyecto

Publicado:21 Marzo, 2017 | Comentarios: 0

Conflictos personales. ¿Cómo afrontarlos?

Muchos son los conflictos a los que nos enfrentamos en nuestro día a día, que buscamos resolver. Algunos se instalan en nuestra mente y no podemos dejar de darles vueltas sin aportar solución alguna. A raíz de otros se provocan desequilibrios en las relaciones personales, malestar, rabia, tristeza, enfado… Algunos de los citados conflictos podrán ser resueltos y otros no, pero todos conllevan un proceso de aprendizaje que nos ayudará a evolucionar como personas.

 

 

Antes de enfrentarnos a un conflicto conviene saber qué sentimos, identificar nuestras emociones, hacer una lectura desde los diferentes puntos de vista, objetivamente, sin buscar culpables, entender a quién o quiénes afecta y buscar alternativas, motivos para el acuerdo, propiciando situaciones óptimas para todos los implicados (amigos, pareja, familia, compañeros) dependiendo del ámbito en el que se ha desarrollado ese conflicto puntual. Tengamos en cuenta que los resultados de nuestros conflictos más personales nos pueden afectar seriamente, minando la autoestima, provocando inseguridad, pérdida de relaciones personales, ansiedad, estrés, estados mentales de confusión o victimismo,…y un largo etcétera.

 

Algunas de las claves son: la confianza en uno mismo, la capacidad de análisis, las habilidades sociales, la gestión emocional, la comunicación con los otros, o entender otros puntos de vista. Todas ellas herramientas a aprender, a entrenar, a fomentar.

 

 

A propósito de este tema os invito a asistir y participar en la charla gratuita que ofreceré el viernes 17 de marzo a las 20.30h en C/Isaac Peral 4, bajo (Centro Espacio Raíces) Santander. Aforo limitado.

“Resolución de conflictos personales”

 

En ese espacio tendremos la oportunidad de hablar sobre nuestra implicación en los conflictos más personales, más cercanos (de pareja, amistades, en la familia, en el ámbito laboral o incluso con uno mismo), aprendiendo a ver cómo nos afectan, qué aportamos nosotros, con qué actitud los afrontamos y qué podemos hacer para resolverlos. Entendiendo, qué elementos están bajo nuestro control comenzando esos cambios desde el “yo” para llegar a “los demás”.

 

Siendo los protagonistas en un proceso de construcción,

en un proceso de cambio.

 

Victoria Sánchez Mújica

Psicólogaclínica/de la salud Ca-00818

Psicoterapeuta familiar y de pareja

Publicado:7 Marzo, 2017 | Comentarios: 0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies